03 enero 2019

Plantillas para fomentar la interacción en Instagram

Sí, soy consciente de que últimamente parece que me ha dado por Instagram pero la realidad es... vale, sí, me ha dado por esta red social. Ya he hablado del potencial pedagógico de la opción de las stories e impartí un taller didáctico inspirado en las ilustraciones gastronómicas de Diego Cusano, a quien conocí gracias a su perfil en Instagram. Mi último descubrimiento ha sido el perfil de Manu Montoya (850k seguidores) que, entre otras cosas, comparte plantillas para fomentar el intercambio de ideas que se hacen virales.

Prácticamente todos vosotros conoceréis a Ana Gómez, atora del blog de Lápiz de ELE, que entre otros materiales, comparte fichas descargables para fomentar la expresión e interacción orales en nuestras clases y, en esa línea, encontramos las plantillas de Manu Montoya en su perfil. Comparto algunas de sus plantillas que podéis descargar, como he hecho yo, en las historias destacadas de su perfil: @plantillasco

La idea, que no lo he contado, es muy sencilla: compartimos la plantilla con nuestros alumnos (en clase o como deberes). Los alumnos solo tienen que descargarla en su teléfono móvil y subirla a su las historias de su perfil y responder a cada pregunta en el espacio dejado para tal fin. Les pediremos que, al compartirlo, nos mencionen a nosotros y/o a los compañeros, para comentarlo.

50 preguntas sobre mí
Me parece un cuestionario un tanto largo pero, por supuesto, no tenemos que hacerlo todo en el mismo momento. Creo que puede ser adecuado para cursos de conversación a partir de nivel B1, ya que favorece la interacción y permite una interacción oral (y social) informal y con múltiples temas. También podríamos proponer que cada alumno respondiera a 5 o a 10 preguntas, las que más les llamen la atención o las que les parezcan más divertidas.


Cosas que hice este 2018
Esta plantilla viene al pelo para este momento del año, ahora que volvemos a clase tras las vacaciones de Navidad y que estamos estrenando año, podemos aprovechar para hacer un repaso a lo hecho el año pasado y, por supuesto, aprovechamos para refrescar el pretérito perfecto simple y, probablemente, también nos dé pie para el imperfecto.


This or that
Esta es otra de esas plantillas que pensamos que pueden dar mucho juego a la hora de dar pie a un debate, a expresar gustos y preferencias, a dar opiniones y refutarlas. Idóneo a partir de un B1, podemos enviar esta ficha por la tarde para que la completen y publiquen y, en clase, al día siguiente, busquen a al compañero con el que comparten más respuestas y comentarlo.


Para conocernos
Las siguientes son plantillas (cuestionarios) que permiten "profundizar" en diversos aspectos personales: las aplicaciones que uso, hábitos y costumbres, miedos, etc. que pueden ser interesantes para cuando el grupo ya está hecho más que para un grupo nuevo, ya que puede ser un tanto intrusiva para los primeros días o entre personas que no se conocen.


Mis gustos
Sobre gustos también tenemos plantillas: libros, películas, series, etc. que pueden ser muy útiles.


Pregunta tú
El último paso en esto de las plantillas son estas "mudas" en la que se invita al usuario --es decir, a nuestro alumno-- que la complete y, si quiere, que la envíe a quien quiera.


Espero que haya despertado la curiosidad y el interés por usar estas ideas en clase. Y, por supuesto, siempre tenemos la opción de crear nuestras propias plantillas para los objetivos que más nos interesen. Pensamos que puede ser una buena forma de dinamizar la clase, de sorprender a los alumnos y de conseguir que se impliquen en un contexto familiar para ellos.

30 septiembre 2018

El aula, un tablero gigante y flexible

He compartido en este mismo blog algunos juegos de tablero diseñados para la clase de ELE como el Juego de la oca de las preposiciones o el Quién es quién con referentes culturales hispanos. En esta ocasión, la propuesta es convertir nuestras aulas en tableros, de un modo sencillísimo y, lo que es más importante, muy flexible.

Más abajo tenéis 40 casillas listas para que hagáis clic sobre cada una y las abráis en mayor tamaño y las descarguéis. Después, ya las tendréis disponibles para ser impresas, plastificadas y colocadas en el suelo de nuestra clase (o de cualquier zona común del centro, espacio exterior o donde queráis). También necesitaréis un dado: podéis usar estos dados virtuales proyectados. Cuando les echéis un vistazo descubriréis algunas cosas:

  • Las casillas no están numeradas, de modo que podéis colocarlas en el orden que queráis y que podáis utilizar las casillas que más os interesen en función del espacio, el número de alumnos y los contenidos.
  • El diseño es muy simple, a fin de que podáis aumentar el juego con la elaboración de tantas casillas nuevas que os interesen o necesitéis.
  • Cada casilla propone al alumno que caiga en ella que hable de algún aspecto relacionado con su vida, sus intereses, sus aficiones, sus experiencias, sus deseos o sus conocimientos.  
  • Hay casillas pensadas para dar sentido de juego al mismo: casillas de inicio y final, casillas de tirar el dado de nuevo y la casilla de castigo que hace que el alumno tenga que volver al comienzo del juego.