31 mayo 2009

El activismo digital de un sector de los profesores de E/LE

Cabos sueltos. Primera parte (3 de 4)

Realmente, estamos ante un debate hasta cierto punto estéril y, dentro de algunos años, hasta puede que nos haga gracia nuestra propia ingenuidad. Plantearse si llevar o no los avances tecnológicos al aula es una cuestión temporal, un estadio evolutivo en la propia labor de enseñar ya que, no tiene sentido obviar el presente. Los avances tecnológicos se aplican y se aplicarán a todas y cada una de las facetas de nuestra vida y nuestra sociedad. ¿Qué sentido tiene negarse a usarlas para la formación de los alumnos y del propio profesor? ¿Acaso no estamos preparando a nuestros estudiantes para la vida? Con todo, y a pesar de la resistencia de los profesores más tradicionales, la tendencia hacia la inclusión de las nuevas tecnologías en las aulas y enlos planes curriculares es inequívoca y un profesor no puede permitirse el lujo de terminar estancado en la brecha que ha supuesto la revolución digital.

Sin duda, uno de los aspectos más atractivos de ser profesor es que uno siempre se siente en cierto modo joven, dispuesto a aprender cosas nuevas, y se está abierto a todas las nuevas propuestas que aparecen cada cierto tiempo.



Ahora bien, ¿consideran los profesores de ELE necesario llevar el uso de las nuevas tecnologías a las aulas? ¿Se ven suficientemente preparados? ¿Cabe preguntarse si realmente no suponen una pérdida de tiempo y esfuerzo? Ya hemos apuntado anteriormente que, hasta hace unos años (e incluso ahora), la mayoría de los licenciados en filología tienen cierto o total desprecio hacia la informática, y en muchísimas ocasiones proclaman a los cuatro vientos su ignorancia en el uso de herramientas básicas incluyendo el propio sistema operativo. Gran error… en la gran biblioteca que es internet no saber encontrar un documento es como ser incapaz de encontar un libro en una biblioteca y nadie en su sano juicio diría que no entiende el sistema de ordenación y búsqueda de las bibliotecas. Afortunadamente, la situación ha comenzado a cambiar en los últimos años debido a nadie puede obviar el progreso que es la aparición de internet, una revolución comparable a la invención de la imprenta y, es más, tenemos la suerte de estar viviendo este momento histórico en primera persona, tenemos la oportunidad de entusiasmarnos con la construcción de la gran red que gobernará hasta las más sencillas acciones de las personas en un futuro cercano.

Internet ha sido sacudida en los últimos años por la revolución que ha supuesto la web 2.0, que nos ha bombardeado con una gran cantidad de utilidades que exigen de los usuarios compromiso, participación, construcción, intercambio, creación, colaboración, conexión, horizontalidad, conectividad… Si bien muchas personas se pueden sentir abrumadas por la cantidad de dichas herramientas y por la velocidad a la que siguen apareciendo otras nuevas, no podemos dejar de hacer notar que las posibilidades que se nos abren son excepcionales. Por una parte, nos permiten básicamente crear colaborativamente y compartir textos, imágenes, audios y vídeos. Por otra parte, nos invita a participar en redes sociales, en las que los usuarios encuentran una forma más de relacionarse. En este punto queremos ser muy claros: es cierto que hay quien hace mal uso de estas redes y también es verdad que muchos se esconden en identidades falsas y son quienes dicen ser, pero si analizamos este hecho probablemente nos encontraremos con usuarios que se están en una edad muy concreta y que representan a un sector poco significativo cuantitativamente. Nosotros nos proponemos el uso pedagógico de estas herramientas puestas al servicio del proceso de enseñanza-aprendizaje en tanto que aporten algo beneficioso para la adquisición.


Muchos profesores entienden ya que la forma de aprender en la actualidad no se basa únicamente en la recepción de información sino que requiere ser participativa y por ello, han abierto blogs profesionales en los que reseñan sus logros y plantean soluciones a los problemas con los que se encuentran esperando que la comunidad docente participe en su reflexiones a través de los comentarios en las entradas del blog. Esta forma de aprender es muy útil porque, en primer lugar, rebaja la carga de trabajo ya que el autor del blog inicia los temas y los lectores pueden avanzar en el análisis a través de esos comentarios que, en muchos casos, desvelan interesantes puntos de vista o informan de aspectos o materiales desconocidos por el autor. Ejemplos como el que describimos hay muchos y no sólo en blogs profesionales. Algunos de los blogs profesionales más populares:
Con otras herramientas ha ido ocurriendo lo mismo: los profesores han ido creando redes de intercambio de materiales (como el caso las presentaciones en Slideshare), reflexionando en común y compartiendo ideas (vía Twitter) o escribiendo colaborativamente (con Google Docs), entre otras cosas.

--
Créditos de foto | Editor B
Espejo | Esta entrada en el blog de Miguel Ángel
Guía: Profesores de E/LE en el mundo digital | 1 :: 2 :: 3 :: 4

No hay comentarios: