01 septiembre 2009

Acentos perdidos (II)

Como ayer escribía, he llevado al aula esta mañana con un grupo de nivel B2 de la escuela el proyecto Acentos perdidos que puso en marcha hace unos meses Pablo Zulaica.

La secuencia didáctica ha sido más breve de lo que planifiqué ayer. He comenzado dando la palabra a las chicas del grupo para saber qué conocían de las reglas de acentuación o de la importancia de poner esa rayita sobre las palabras y esas cosas... después, he decidido empezar por el acento diacrítico que, en su mayor parte, todas conocían, y después he presentado las normas básicas de acentuación, sin meterme en diptongos, triptongos ni hiatos. Hemos trabajado un poco contando sílabras y acentuando palabras.

Antes de eso, el día anterior -vamos, ayer- les esbocé el proyecto Acentos perdidos y les pedí que al día siguiente -vaya, hoy- llevaran a clase una cámara de fotos digital. Cuando han llegado a clase hoy ya estaban preparados los trastos de matar para esta labor de (cuasi) vandalismo simpático-ortográfico:

a) Los acentos recortados que nos ofrece la sección "Imprimibles" de Acentos perdidos.

b) El DRAE para solucionar dudas:


Ayer, antes de irme a casa, hice un trabajo de reconocimiento que he repetido esta mañana un poco antes de entrar en clase. Si bien ayer vi algunas cosas interesantes, las de esta mañana han sido mejores y, sobre todo, en el desarrollo del trabajo fuera del aula las alumnas han visto algunas más.

1. Nada más salir de la escuela hay una pizzería que se llama El Glotón. Es de ese tipo de restaurantes en los que puedes comer todo lo que quieras por un precio fijo. Tanto, tanto puedes comer, que se han comido hasta el acento de su propio nombre. La foto es del cartel principal pero el nombre se repite una y otra vez en las lunas del local... sin acento en ninguna de ellas.


2. La segunda parada fue la estrella. Un contenedor de basura con un breve mensaje de una veintena de palabras de las cuales seis deben llevar tilde. ¿Ustedes ven alguna? Nostros tampoco... pero, tranquilos, ya está solucionado. Lo más fuerte es que al Ayuntamiento de Málaga se le olvidó el acento de... ¡Málaga!


3. La tercera está relacionada con la ubicación de la escuela. En uno de los carteles indicadores que hay en calle Bolivia falta la tilde en Sebastián. Bueno, faltaba...


4. Red básica es el nombre que recibe el conjunto de vías de la capital en la que no se puede apartar ni estacionar y que tiene una mayor vigilancia policial ya que se las considera fundamentales para la fluidez del tráfico. En la señal que indica que la avenida Juan Sebastián Elcano forma parte de ese entramado falta la tilde de básica.


5. Frente a la escuela hay un Supersol a cuya cafetería -de La Canasta- donde solemos ir a tomar café en las pausas o después de comer. Está abierto de lunes a sábado. Lo del sábado, la verdad, nos importa poco porque nosotros no trabajamos ese día. Tan poco nos importa que no nos habíamos fijado en la ausencia de la tilde.


Para terminar, comentaros que me he puesto en contacto con la responsable del espejo del proyecto Acentos perdidos en España que, precisamente, es una chica jienense que reside en Málaga para colaborar, así que ya os seguiremos informando y animando a que participéis.

--
Enlace | Entrada en el blog de Málaga Sí
Enlace | Imágenes el Twitpic :: 1 :: 2 :: 3 :: 4 :: 5
Enlace | Blog Acentos perdidos
Enlace | Acentos perdidos (Pablo Zulaica) en Twitter
Enlace | Acentos perdidos (I) en este blog
Enlace | Acentos perdidos (III) en este blog

1 comentario:

Leonor Quintana dijo...

Interesante y ameno artículo, si bien es cierto que casi todos los carteles utilizan MAYÚSCULAS y ahí lo más frecuente es no poner acentos, diga lo que diga la RAE...

Un cordial saludo.