29 febrero 2012

Los códigos QR en el proceso de enseñanza-aprendizaje de ELE (y 2)

Como prometí al final de la anterior entrada de esta serie, comparto con vosotros algunas propuestas para usar los códigos QR en clase de ELE con el objetivo de enriquecer los materiales didácticos y el proceso de enseñanza-aprendizaje.

1. Soluciones a los ejercicios de refuerzo. Podemos incluir un código QR en una esquina de los ejercicios que damos a nuestros alumnos como refuerzo. Al escanear el código, el alumno accederá a las soluciones. Este recurso puede ser muy útil para los ejercicios cerrados de refuerzo de contenidos gramaticales (morfología de tiempos verbales, usos de tiempos verbales o estructuras, etc.) o para los de autoaprendizaje que muchos centros cuelgan en sus páginas web como recursos gratuitos.

2. Apoyo gráfico. Otra opción es incluir un código QR que remita a una galería de imágenes (publicadas previamente en la herramienta digital que consideremos más adecuado, por ejemplo, Flickr o Picasa) que ilustren el vocabulario nuevo de un texto, por ejemplo.

3. Explicaciones. Si la primera propuesta era el solucionario de un ejercicio, otra opción es incluir en el propio material de clase (el ejercicio, la actividad...) los recursos necesarios para realizarla. Por ejemplo, una explicación gramatical, una tabla de recursos comunicativos, un modelo de lengua al que acudir en caso de duda, etc. Para ello, lo mejor es colgar en la web el documento en PDF y que el código QR remita a dicho documento en línea.

4. Ampliaciones. Si trabajamos en clase con un texto, podemos aprovechar e incluir un código QR en el que remitamos a los alumnos a otros textos, vídeos, imágenes, etc. que sirvan para ampliar, profundizar o actualizar el tema. Podemos usar alguna de las herramientas que nos permite enviar varias URLs en una sola dirección.

5. Juegos. Otra aplicación interesante del código QR es en juegos de clase. Por ejemplo, si organizamos un juego de pistas, una gimkana (o como se escriba), un juego de roles, etc., las instrucciones, las pruebas secretas o las pistas las podemos aportar por medio de estos códigos. Se introduce así el elemento lúdico de lo secreto, lo oculto... y puede ser un buen elemento motivador, especialmente, con alumnos adolescentes.

Bueno, estas son mis ideas. Espero vuestros comentarios y aportaciones.

--
Créditos de la imagen

6 comentarios:

elisa hergueta dijo...

Muy interesante Ramón. También se pueden hacer códigos QR con grabaciones, por ejemplo para enlazar a la pronunciación de palabras como proponen aquí: http://www.cmi.com.co/?n=75948

José Ramón dijo...

Gracias Elisa por tu aporte. Es una aplicación muy interesante de los códigos QR.

María dijo...

Muy interesante, José Ramón. Con tu permiso, voy a enlazar las dos entradas desde mi blog.
Saludossss.

José Ramón dijo...

Gracias, María, por dar a conocer estas dos entradas. Me alegro que que te hayan parecido prácticas.

David dijo...

Yo lo utilice con mis alumnos en un rally donde habían dos códigos uno grande que los remitía a una información en la web y la otra pequeña que los mandaba a la siguiente estación. Al final me presentarían en un power point sus hallazgos

David dijo...

Yo lo utilice con mis alumnos en un rally donde habían dos códigos uno grande que los remitía a una información en la web y la otra pequeña que los mandaba a la siguiente estación. Al final me presentarían en un power point sus hallazgos