01 diciembre 2014

Enseñanza de ELE a niños (1)

Desde principios del mes de noviembre estoy cursando el Experto en Enseñanza de Español a Niños y Adolescentes, de la Universidad de Barcelona, y me gustaría compartir mis reflexiones, conclusiones e impresiones de las asignaturas que voy cursando. Empiezo la serie con esta entrada dedicada a los conceptos clave.

  • Adquisición y aprendizaje. Mientras que la adquisición son los procesos inconscientes y naturales que conducen al desarrollo de la competencia comunicativa, entendemos por aprendizaje el conjunto de procesos conscientes e inconscientes (naturales) que tienen como objetivo desarrollar la competencia comunicativa en una lengua meta a través de contextos formales de enseñanza. El aprendizaje se lleva a cabo en un contexto de instrucción y, como resultado, el aprendiente desarrolla un conocimiento de la lengua meta que le permite expresarse con corrección.
    Cuando el aprendiente es un niño se cree erróneamente que se va a producir la adquisición de la L2 de forma natural pero hay muchos factores que influyen en el desarrollo de la competencia comunicativa (como el contexto de aprendizaje, por ejemplo).
  • Desarrollo cognitivo. Cuando el aprendiente es un niño es indispensable realizar un análisis de necesidades y conocer las capacidades del niño (cognitivas, sociales, motrices, lingüísticas) en función de su edad. Piaget (1929) afirmaba que el desarrollo cognitivo eran consecuencia del desarrollo interno (el niño hace actividades cada vez más complejas a medida que se relaciona con el mundo). Por su parte, Vigotsky (1982) afirmaba que el desarrollo cognitivo depende de factores externos que, primero, facilitan el aprendizaje y, luego, se produce el desarrollo a partir de las interacciones sociales, cuyo elemento facilitador es el lenguaje. 
  • Fases de desarrollo de habilidades y capacidades. En relación a lo anterior, a la hora de planficar actividades, diseñar materiales didácticos, etc. es esencial conocer cuáles son las capacidades motrices, perceptivas, cognitivas, sociales y lingüísticas que tiene el niño a cada edad.
  • Componente afectivo. Si para cualquier alumno es importante hallar una respuesta positiva por parte del profesor y de sus compañeros, para los niños es esencial ya que entre sus necesidades se encuentran: (a) establecer un vínculo afectivo con el docente; (b) percibir el entorno como un lugar seguro y familiar; y (c) desarrollar una relación positiva con el proceso de aprendizaje que ocurre dentro de la clase.
  • Motivación. En los alumnos más jóvenes parece existir una relación directa entre lo significativo de un aprendizaje y lo motivador que lo encuentran. Desde la perspectiva del constructivismo social, hay dos tipos de motivación: intrínseca (el gusto por realizar una actividad) y extrínseca (motivada por otros fines) que no son opuestas, sino complementarias. Según el modelo motivacional de Keller, los cuatro pasos para promover y mantener la motivación en el proceso de aprendizaje son: atención, relevancia, confianza y satisfacción.
  • Uso de la L1.  No es recomendable, en el aspecto emocional, presionar al alumno para que abandone su L1 en clase, sino que se deben plantear estrategias para fomentar el uso de la L2 en clase.
  • Disciplinas que aportan aspectos teóricos relevantes: la psicolingüística (nos enseña que hay que atender a cómo aprender la L2 en función de la etapa de desarrollo de la L1 en la que se encuentra el niño en cada momento), la fonética y la fonología (son una gran base de la creación de materiales: nos interesa lo que es capaz de percibir el niño y lo que se pretende que reproduzca), logopedia (el ejercicio de aparato fonador ayuda a los niños a producir sonidos que no son comunes en su lengua habitual; nos ayuda a tomar conciencia de la importancia de la pronunciación y la entonación en la L2) y la educación musical (nos ayuda a trabajar aspectos como la entonación, el ritmo, el vocabulario o la pronunciación).
--
Créditos de la imagen | Flickr Creative Commons

4 comentarios:

Marcela Fritzler dijo...

Muchas gracias por tus reflexiones
personalmente, me encanta este mundo. LLevo ya varios años como responsable de los cursos de formación de profesores de Ele para niños del IC de Tel Aviv.
Mucha suerte y puedes pasearte por Español para niños de Todoele.
Cuenta conmigo. Saludos
Marcela

José Ramón Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario, Marcela. Es un mundo verdaderamente interesante que exige formación especifica y enfoques metodológicos diferentes a los que estamos acostumbrados a trabajar con adolescentes, jóvenes y adultos. Me pasaré por allí, gracias por la invitación y el ofrecimiento. Un abrazo.

Francisco Lara dijo...

Hola José Ramón y gracias por esta entrada.
La verdad es que como dices, necesitamos más formación específica en el tema de ELE para Niños, un mundo, de verdad, fascinante y muy enriquecedor.
Te invito a visitar mi Blog "Pequeño ELE"
http://pequenoele.blogspot.de/
y a leer la serie de actividades de reflexión para profesores que trabajan con niños que tengo publicadas en Didactired
http://cvc.cervantes.es/aula/didactired/anteriores/febrero_13/18022013.htm
Un abrazo
Francisco Lara

Daiane Reis dijo...

Hola José, te animo a seguir publicando sobre la enseñanza de ELE para niños. Hay muy poco material en la red. Un abrazo,