09 noviembre 2015

Me faltan las palabras (y 3)

Con esta tercera entre pongo punto final a esta serie que he llamado Me faltan las palabras. En la primera parte presenté la justificación, la propuesta didáctica y las primeras doce fichas de palabras intraducibles. En la segunda parte está el resto de fichas, hasta completar las 25 palabras sin traducción con las que trabajar en clase. Esta segunda entrega terminaba con tres citas sobre la idea de nombrar ideas, actividades, conceptos... para animar el debate.

En esta tercera entrada presento la otra cara de la misma moneda: palabras del español para la que no hay traducción en algunas otras lenguas. El sistema de trabajo sería el mismo:

  • ¿Te has encontrado con alguna palabra en español que no puedes traducir en tu idioma? 
  • A continuación vamos a ver algunas palabras en español: ¿conoces su significado?, ¿puedes traducirla en tu lengua materna?, ¿y en alguna otra lengua que hablas?
  • ¿Se te ocurre alguna razón por la que no hay una palabra equivalente a estas del español? ¿Por qué existen en español y no en otras lenguas?

1. Sobremesa. Digo yo que si terminan de comer y se levantan corriendo, ¿para qué quieren la palabra sobremesa? A mí me gusta tanto esta palabra como el hecho de quedarte un buen rato entre platos vacíos y cafés a medio beber mientras charlamos y jugueteamos con las migas del pan con el dedo.


2. Maruja. Hay lenguas en las que no existe la palabra maruja para aludir a esa vecina o tía que todos tenemos en mente. Y me niego a pensar que solo hay marujas en nuestra tierra. Igual nuestras marujas son de oro olímpico o de récord Guiness pero seguro que las hay por ahí.



3. Chapuza y trapicheo. Permitidme que agrupe estas dos palabras por lo que implican de fondo. Según tengo entendido no hay una palabra equivalente a ninguna de ellas en alemán. Lo primero que pensé es en la cuestión cultural: con lo rigurosos y bien hechos que son los alemanes... pero claro, durante la preparación de esta serie, me encuentro con el caso Volkswagen y me da a mí que van a tener que inventar una palabra con urgencia.


5. Ojiplático. Mi admirado Juan Antonio Cebrián usaba mucho este adjetivo tan expresivo como la cara del gato que acompaña estas líneas. No es solo sorprendido, alucinado o extasiado, es algo más... ojiplático es, ojiplático.


6. Estrenar. Es curioso que en muchas lenguas existe el sustantivo (estreno, como para las películas) pero no el verbo que hace referencia a usar por primera vez algo y que solemos usar para la ropa y los zapatos o, en su forma reflexiva (estrenarse) al hacer algo por primera vez.


7. Aperitivo. Pues en árabe habría que explicar la idea (no tienen la palabra ni el concepto) y habría que decir algo tan insulso como "picar algo antes de comer" pero, no es igual, ¿verdad?


8. Duende. Explicar qué significa "tener duende" o "tener ángel" es tan difícil como encontrarte a un artista con ese toque divino: Paco de Lucía, Sara Baras, Camarón, Lola Flores... 

Hasta aquí, por no extendernos... pero hay otras como tutear, anteayer, friolero, merendar, vergüenza ajena o consuegro.

Presentación
Os dejo todas estas fichas que he compartido con vosotros en estas tres entradas en una presentación de PowerPoint por si preferís usarla en vuestras clases en vez de las fichas impresas.



Fuentes
Por último, os paso una lista de enlaces a artículos, que he utilizado como fuente de inspiración y de documentación, por si estáis interesados en profundizar en el tema y donde encontraréis muchas palabras más.

  • Palabras sin traducción y otras rarezas lingüísticas | Enlace
  • Diez palabras extranjeras que no se pueden decir en español | Enlace
  • Palabras en español sin traducción a otros idiomas | Enlace
  • 8 palabras del español que no tienen traducción exacta en inglés | Enlace
  • 10 palabras en español que no tienen una traducción exacta al inglés | Enlace
  • 10 palabras del español que no tienen traducción al inglés | Enlace
  • 11 palabras intraducibles | Enlace
  • Doce palabras tan insólitas que carecen de equivalente en español | Enlace
  • 20 palabras geniales que no tienen traducción | Enlace
  • Diez palabras sin traducción | Enlace
  • Diez palabras sin traducción (II parte) | Enlace
  • 18 palabras sin traducción que deberíamos incorporar al español | Enlace
  • 30 palabras concisas, útiles y que no existen en español (Parte I) | Enlace
  • 30 palabras concisas, útiles y que no existen en español (Parte II) | Enlace
  • 40 palabras sin traducción al español | Enlace

4 comentarios:

Ricardo Torres dijo...

No he podido evitar pensar en el italiano mientras leía tu entrada, ya que este es un tema muy recurrente en mis clases de traducción. Precisamente hace unos días veíamos en un texto el verbo "estrenar" haciendo referencia a una prenda de ropa y no tuvieron más remedio que traducirlo al italiano por "ponerse la prenda por primera vez". En el lado contrario, lo de ojiplático me ha recordado a un verbo italiano que me encanta, "spalancare" para el que no tenemos una correspondencia directa con un solo término, vendría a ser "abrir de par en par", pero ya no es lo mismo.
Me ha gustado mucho tu serie de palabras "intraducibles", seguro que les saco partido en alguna clase :)

José Ramón Rodríguez dijo...

Muchas gracias por tu comentario y tu aporte, Ricardo. La verdad es que es un tema bastante interesante en el que poder profundizar para llevarlo a las aulas (a las de traductores y a las de enseñanza de lenguas extranjeras). Me parece especialmente interesante ahondar en los porqués de la (in)existencia de algunas palabras en unas lenguas y otras. Un abrazo.

blogeandoqueesgerundio dijo...

Muy interesante este tema, sobretodo para los "huérfanos" de los niveles avanzados :) A bote pronto, ¿existe botepronto en otras lenguas?, añado dos palabras del polaco: "bratanek" el hijo de tu hermano y "siostrzeniec" el hijo de tu hermana. Mientras que en español solo tenemos sobrino para ambas realidades.

P.D: Pregunta de principiante, ¿dónde/cómo puedo imprimir las fichas?

José Ramón Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario y tu aporte, Lucas. La diferencia entre las dos palabras que hay en polaco para nuestro "sobrino" me recuerda a las cuatro palabras que tiene el sueco para abuelo y abuela: 'farfar', 'mormor', 'farmor' y 'morfar', siendo 'far' el padre y 'mor' la madre, se combinan para hablar del padre del padre, la madre de la madre, la madre del padre y el padre de la madre, respectivamente (y salvo error, ya sabes que mi sueco deja mucho que desear).

Respecto a tu pregunta, puedes descargar la presentación de Power Point en imprimirla directamente. De todos modos, para lo que necesites tienes línea directa por teléfono, Whatsapp, Skype, Facebook, Twitter o en persona la próxima vez que vengas a Málaga

Un abrazo.