12 junio 2017

Dante, Kafka, Platón y otros generadores de adjetivos

En esta entrada quiero compartir una idea que he ido desarrollando las últimas semanas pensada para niveles altos, a partir de un B2. En ella, trataremos aspectos como la formación de palabras, el léxico, planteamiento de hipótesis, relaciones de causalidad, etc.

Primera fase: investigación
Comenzaremos repartiendo entre los alumnos (parejas o grupos de alumnos) estas ocho fichas, una a cada uno, y les pediremos que identifiquen el personaje que está detrás de cada uno de los adjetivos. Les explicaremos que son adjetivos derivados de una persona real o de un personaje literario.


Una vez descubiertos los personajes (Dante Alighieri, Franz Kafka, Don Quijote, Nicolás Maquiavelo, Platón, Copérnico, Rocambole y Pantagruel), les pediremos que realicen una investigación sobre el personaje que le ha tocado tratando de encontrar alguna característica clave que pueda ayudarles a descubrir el significado del adjetivo. Es decir, ¿qué relación hay entre Dante y el adjetivo dantesco (más allá de "que tiene relación con"? 

Segunda fase: puesta en común
Terminada la primera parte, es momento de la puesta en común. Cada alumno (o pareja o grupo) presentará brevemente a su personaje y cuáles son sus características más significativas en relación al significado que consideran que puede tener el adjetivo que les ha tocado. Es momento de preguntar si existe un adjetivo similar en su idioma y su significado.

Para la resolución de la actividad, tiraremos del DRAE, recorriendo las diferentes acepciones de cada adjetivo hasta encontrar la que nos interesa (haciendo clic sobre cada imagen llegarás a la página del DRAE correspondiente).


Tercera fase: uso en contexto
Ahora que conocemos el significado de estos adjetivos tan especiales es momento de utilizarlos en contexto. En un primer momento, pediremos a los alumnos que sustituyan los adjetivos aprendidos que encontrarán en cada una de las fichas que les entregaremos (ver a continuación) por algún sinónimo.


A continuación, podemos pedirles que creen diálogos en los que incluyan algunos de los adjetivos aprendidos.

Cuarta fase: creatividad
Podemos terminar esta secuencia didáctica con una propuesta creativa y divertida. Comenzaremos recordando los sufijos que se han utilizado para crear los adjetivos con los que hemos estado trabajando: -esco, -ano, -ico. Y cómo se han creado los nuevos adjetivos a partir de los nombres propios de los personajes.

A continuación, en la pizarra escribimos los nombres de los alumnos y algunas características que los identifiquen. Después, procederemos a la formación de nuevos adjetivos, por ejemplo, de Ramón formamos ramoniano, de Anna tenemos annesco o de Johannes podríamos formar johannico. Con los nuevos adjetivos y a partir de las características aportadas sobre cada persona, elaboraremos una definición como las del DRAE y un ejemplo de uso.

Material
Aquí tienes todas las fichas para el desarrollo de esta actividad en una presentación:



1 comentario:

Aprende español callejeando por Madrid dijo...

Interesante colección de adjetivos, sí señor. ¡Muchas gracias por el material, listo para usar!