15 julio 2010

Café malagueño

Quizá algún asiduo recuerde que la ilustración que acompañaba al post sobre el Encuentro Nacional de Profesores y Editoriales de E/LE de Málaga Sí del año pasado sobre Pragmática era una fotografía de un mosaico que hay en una cafetería muy céntrica e histórica de Málaga en la que se muestra cómo se piden los cafés en Málaga. La imagen es esta:


Pues bien, hace unos días lleagba a mi buzón de correo electrónico una nueva versión de la misma. Me encantó porque tiene un interesantísimo valor sociocultural. La ilustración es esta:

Mucho mejor que la imagen es el título de la misma y del mensaje: Coffee measurement system in Malaga. No voy a decir que sea incierta la explicación (se puede ver al comparar las imágenes), sin embargo, me parece que los malagueños (y, por extensión, los españoles) nunca explicaríamos que un corto es un café compuesto por tres novenas partes de café. Ni siquiera diríamos que es un tercio de café y dos de leche. Yo suelo explicar que es un poco menos de la mitad.

El mitad (sí, masculino) equivale al café con leche del resto del territorio nacional y no es exactamente una distrubución equivalente de café y leche sino, como bien se explica en la ilustración "Coffe measurement system in Malaga" (me encanta) es un poquito más de la mitad.

¿Qué me dice todo esto? Estas dos ilustraciones creo que reflejan muy claramente cómo entendemos en nuestra cultura la noción de cantidad. Probablemente nuestros alumnos del centro y del norte de Europa se sientan más cómodos con la segunda de ellas, como también usando para dar las recetas de cualquier plato tres decilitros o 25 gramos en lugar de medio vaso de aceite, una cucharada sopera de levadura, una pizca de sal o dos puñados de arroz que solemos utilizar nosotros.

--
Podéis agrandar el tamaño de las imágenes haciendo clic sobre ellas.

1 comentario:

Mª Isabel González Martínez dijo...

Pues, sí... Me has recordado que yo cocino a ojo y lo difícil que me resulta dar la receta con cantidades cuando me preguntan: ¿Y qué le pones a esto? Imagínate la respuesta: un poco de esto, un puñado de lo otro, etc. En fin, cosas de lo/as españoles ;)

Por cierto, pareece que esto de los cafés no es en todas partes iguales. El mitad por aquí (Alicante) no lo había oído nunca. (Aunque, claro, no me saques del cortado o del con leche porque me pierdo)... ¿Y que hay del clásico carajillo o el bombón(tan apreciados por mis alumnos jubilidos)?

PD: Siempre traes unas cosas de lo más curiosas e interesantes. Gracias :)