28 julio 2020

Del grupo de Whatsapp a la clase, coronavirus de por medio (2)

Continuamos con esta serie de propuestas didácticas basadas en las infografías que circulan a raíz de la pandemia del COVID-19 y que, como ya apuntábamos en la primera entrada de esta colección, nos están sirviendo de inspiración para crear actividades de clase en la que perseguimos un doble propósito formativo: por una parte, presentamos determinados contenidos lingüísticos para un curso de ELE y, por otra, ayudamos a comprender mejor y a protegernos más de este coronavirus.

Propuesta 2
¿Cuándo me debo lavar las manos?

La segunda propuesta parte de esta infografía publicada por la Organización Panamericana de la Salud informando a la sociedad de cuándo hay que lavarse bien las manos.


Hemos adaptado la infografía para poder trabajar en el aula las oraciones temporales con subjuntivo (nivel B1) con diferentes conectores ya que en la infografía original solo vemos "antes de" y "después de". Compartimos las cuatro versiones que hemos creado y que se pueden utilizar con diferentes objetivos:

Versión 1 Presentación de oraciones temporales
En esta primera imagen hemos modificado los textos para presentar los marcadores temporales con infinitivo y con subjuntivo. Hemos subrayado dichos marcadores para que puedan servir de referente para la reflexión.


Versiones 2 y 3 Práctica controlada
Otra opción es usar este material para practicar las oraciones temporales, ya sea completando las frases con los verbos en la forma adecuada, bien eligiendo los marcadores temporales correspondientes.



Versión 4 Práctica libre
La última propuesta es una ficha muda en la que solo tenemos los iconos y pediremos a los alumnos que indiquen las situaciones en las que hay que lavarse las manos, tras haber visto las oraciones temporales.


23 julio 2020

Del grupo de Whatsapp a la clase, coronavirus de por medio (1)

El COVID-19 ha irrumpido en nuestras vidas y, como parte esencial de la misma, ha aterrizado en nuestra lengua. Además de una serie de términos que manejamos de forma cotidiana en la actualidad y que hace tan solo unos meses pertenecían a ámbitos específicos --como asintomático-- o que nos parecían cosa de periodos históricos remotos --como epidemia, pandemia o cuarentena--. 

Me parece muy curioso observar que los estudiantes de español que están empezando a volver a nuestras aulas en estas semanas, con independencia de su nivel de lengua, ya 'traen' en su repertorio léxico palabras y expresiones como pandemia, mascarilla, distancia social, cuarentena, confinamiento, epidemia o virus.

En otro orden de cosas, el aluvión de mensajes, memes, infografías, etc. que, desde el comienzo de esta pandemia nos han llegado a nuestros dispositivos ha sido (y sigue siendo) enorme. Desde bromas (con más o menos gracia y más o menos apropiadas a la situación que vivimos) hasta --y es lo que nos interesa-- informativas. Y como enfermos confesos de acumular documentos que adaptamos a nuestras clases, ¡son una mina! Veamos algunos ejemplos:

Propuesta 1
¿Dónde hay más riesgo de contagio?

La primera idea nos ha surgido a partir de esta infografía que hemos recibido recientemente a raíz de los rebrotes y que muestra los lugares y eventos en los que hay más o menos riesgo de contagio.


Además del fin informativo sobre las situaciones de potencial peligro, podemos aprovechar para presentar, ampliar y repasar un léxico de gran utilidad y rentabilidad en niveles bajos (A1, A2): lugares y actividades habituales. Para ello proponemos la siguiente secuencia de trabajo:

a) Relacionar las imágenes con los lugares. Para tal fin, recortamos las fotos de las fichas 1, 2 y 3 y los lugares de la ficha 4 y pedimos que, individualmente o en pequeños grupos, los relacionen.




b) Colocar los lugares en función del riesgo de contagio. Una vez que conocemos el vocabulario es momento de tomar conciencia de la realidad para lo que pediremos que completen la ficha --tomada de la infografia original-- colocando los lugares y situaciones de la actividad previa en el nivel de riesgo según su opinión.


c) Solución. Cuando terminemos esta secuencia podemos entregar a los alumnos la ficha rellena o bien tenerla impresa y colgada en la pared del aula, para tenerla presente. Incluso, se podría ir completando poco a poco con otros lugares o situaciones que se asemejen a las propuestas (tiendas, cafeterías, probadores, playa, etc.)


d) Los porqués. A partir de nivel B1 se podría ampliar la actividad con un debate sobre los motivos por los que hay más o menos riesgo de contagio en cada lugar, actividad o situación y plantear propuestas para evitarlo.