22 octubre 2010

De 'Con gusto' a '¡Nos vemos!'

Hace ahora un año, la editorial Difusión se puso en contacto conmigo para proponerme que colaborara con ellos como asesor en la revisión pedagógica del manual Con gusto (nivel A1) de la editorial Klett, dirigido a alumnos germanohablantes de español, para hacer una nueva versión, que ha salido hace poco bajo el título de ¡Nos vemos!


El trabajo realizado fue interesantísimo y me ha servido mucho a la hora de profundizar en el análisis de materiales, por una parte, y en el proceso de elaboración de actividades, en el diseño de tareas y en la creación de secuencias o unidades didácticas.

En una primera fase de análisis general de la obra, nos centramos en el proceso de adecuación de un material pensado para germanohablantes a un destinatario más general (tanto en lo referente a la nacionalidad y lengua materna como en lo relacionado con las diferentes instituciones o contextos educativos en inmersión o no).

El segundo momento fue el del análisis minucioso de unidad por unidad, sección por sección, actividad por actividad. Ahí nos ocupamos de si las instrucciones eran adecuadas, de la factibilidad y rentabilidad de lo que se pide en las tareas, de la calidad y verosimilitud de las muestras de lengua aportadas, de la significatividad del input y de las actividades propuestas, del potencial de interacción de las actividades que proponen trabajo en parejas y, algo muy interesante, del sesgo cultural que pudieran tener documentos o imágenes (pensadas inicialmente, como decimos, para hablantes de alemán y que ahora había que contemplar para un público más amplio).


Además del análisis de las actividades, nos ocupamos del análisis de las secuencias: relación entre las propias actividades y su validez como capacitadores o posibilitadoras de la tarea final propuesta, es decir, la coherencia del recorrido de la secuencia didáctica.

Finalmente, realizamos un análisis de todos los recursos lingüísticos (cuadros, tablas, explicaciones, ejemplos, etc.) tratando de descubrir los que iban dirigidos, como siempre, a las explicaciones o aclaraciones pensadas para atajar las dificultades de los germanoparlantes.

En resumen, como digo, fueron unos meses de trabajo realmente enriquecedores e intensos de los que extraje muchas conclusiones para mi propia labor docente.