08 febrero 2012

Adaptación curricular cortesía de Don Iñaki

Hoy ha sido el primer día que he tenido que trabajar en clase con el manido y marchito árbol genealógico de la Familia Real. Digo manido porque es raro el libro de texto que no lo utilice para presentar el léxico de la familia. Y digo marchito porque... bueno, ya os lo podéis imaginar, pero lo explico brevemente: todavía aparecen en los libros de texto Jaime de Marichalar, el raro que ahora es bueno, e Iñaki Urdangarín, el rubio, alto, guapo y sano yernísimo que ahora es un (presunto) chorizo y hasta está menos rubio, menos alto y menos guapo.

Primera reflexión. Qué lástima que el grupo sea de nivel A1 porque podríamos haberlo pasado muy bien hablando del caso Urdangarín y su NOOS o de los pantalones estampados de don Jaime.

Segunda reflexión. Aunque ciertamente es casi inevitable, sería conveniente no hipotecar materiales didácticos a lo perecedero. Si bien es verdad que le da actualidad a un material de clase, no menos cierto que nos podemos encontrar con que el número 1 del circuito de la ATP deje de serlo cuando se publique el libro, que esa cantante que movía masas no venda un disco pasado un año y que (sí, sí, puede pasar) que el número de hijos reales vaya aumentando a un ritmo proporcional al de la desaparición de yernos...


Tercera reflexión. Como no hay mal que por bien no venga, he aprovechado para hacer una adaptación curricular pertinente a partir de los siguientes contenidos:
  • Gramaticales: verbos ser, estar, tener, llevar.
  • Léxicos: la familia, la descripción física, el carácter, las profesiones.
  • Culturales: la Familia Real española.
  • Funcionales: la descripción.
Y he ampliado la propuesta de clase con la explicación (basándome en creativos y divertidos dibujos en la pizarra y de la asociación con los personajes de la foto proyectada de la Familia Real) de los estados civiles: casado, separado, divorciado... La verdad, nos hemos divertido mucho, muchísimo, en clase ;-)

Nota final: creo que tengo un poco de fiebre esta tarde...

--
No me he podido resistir a ilustrar este post con esta viñeta de El Roto.

2 comentarios:

blogeandoqueesgerundio dijo...

Con el tema de a familia real debían hacer como con los cromos de futbolistas, que cuando en el mercado de invierno un equipo fichaba a alguien por otro salían nuevos cromos que se llamaban "fichaje", se pegaban encima y listo ;)

Ricardo Torres dijo...

¡Ahora entiendo que esperases mi comentario! Habría pagado por estar en esa clase jeje.
Con lo que a nosotros nos gusta enseñar este tema usando a la familia real... Al menos ahora dan más juego que nunca, incluso sirven para una clase de lenguaje jurídico y judicial jaja
Por cierto la viñeta es buenísima :D