20 junio 2015

Casa sobre plano: otra propuesta para niños

Sigo compartiendo experiencias e ideas de actividades para llevar a clase de español con niños. En esta ocasión se trata de una propuesta que he llamado Casa sobre plano. Como en mi entrada anterior creo que es mucho más sencillo verlo que explicarlo así que, durante todo el desarrollo de la actividad, fui fotografiando el proceso pensando en el post que ahora mismo tenéis delante.

Solo vamos a necesitar una cartulina grande, unos papeles de colores, una regla, tijeras, pegamento y rotuladores. La idea es bien sencilla: reproducir la casa de nuestros alumnos. Muchas veces en los manuales se propone que los alumnos describan una casa a partir de un plano o de fotos de algunas habitaciones. Nuestra propuesta es más significativa y más motivadora, además de más creativa, divertida e interdisciplinar.

  • Significativa y motivadora porque el alumno va a mostrar a sus alumnos como es su casa, la de verdad, en la que vive... qué hay en su habitación, dónde ve la tele o dónde juega. Va a aprender, además, en función de su realidad y de sus necesidades. 
  • Creativa y divertida porque realizan un trabajo manual, haciendo una tarea con la que están familiarizados, en el que se implican, y en cuyo desarrollo se fomenta el uso de la lengua meta al hablar con los compañeros y con el profesor para pedir consejo, pedir explicaciones, pedir ayuda, prestar y pedir prestado material, etc.
  • Interdisciplinariedad: he descubierto (algo que no había pensado al llevar al aula esta idea, he de confesarlo) que esta actividad les ayuda a familiarizarse con la ubicación espacial, a entender las tres dimensiones y a entender un plano. Les ayuda a desarrollar imágenes representativas de la realidad, es decir, son capaces de entender que una línea es una pared o un rectángulo, un sofá.


Así empieza todo...
...y queremos llegar a esto.
En la primera fase nos centramos en el diseño de la casa, habitación por habitación. En este punto trabajamos este vocabulario y los recursos comunicativos para explicar cómo es nuestra casa (con los verbos tener y haber). Además, nos preocuparemos de que tengan cuidado con las dimensiones y las proporciones. En mi caso, la verdad, ha sido todo bastante intuitivo.

Empezamos con las habitaciones, a las que ponemos el nombre.
Además definimos los contornos en negro para crear la paredes.

Después, hacemos las puertas, en otro color.

Montamos las casa, colocando cada habitación en su lugar.

Después, instalamos las puertas y las ventanas.
En cada elemento escribimos el nombre.
En la segunda fase, nos centramos en el mobiliario. Aquí ampliamos el vocabulario e introducimos los exponentes lingüísticos que necesitamos: haber, estar, preposiciones de lugar... Desde el punto de vista práctico, hay que tener en cuenta de nuevo las dimensiones y tener cuidado con la colocación de los muebles en función de donde están las paredes, las ventanas y las puertas.

Primero diseñamos los muebles, escribimos el nombre de cada uno y recortamos.

Después, presentamos los muebles en cada habitación por si hay que hacer retoques
(en la foto se ve que nuestra lavadora nos quedó muy grande y hubo que recortarla).

Hacemos lo mismo con todas las habitaciones. En nuestro caso optamos por elegir un color para los muebles de cada habitación. De este modo ayudamos a los alumnos en su trabajo con el léxico.

No nos olvidamos de los detalles, como poner unas flores en el balcón.

Seguimos amueblando el piso.

Y ya está todo listo... o casi.
En la tercera fase, pegamos todo en una cartulina. Nosotros, para fijar bien todo, reforzamos con cinta adhesiva los contornos de las habitaciones. Es momento de refrescarlo todo, de preguntar y expresar los gustos o de comparar las casas buscando similitudes y diferencias. También es el momento de los últimos detalles y de los guiños divertidos.

Al presentar todos los componentes en la cartulina nos vimos obligados a modificar la composición de la casa para que entrara. Por eso he ido insistiendo en las proporciones. Además, decidimos hacerle una casita al gato.

También optamos por representar una plaza de aparcamiento y un coche.
Ahora sí, ¡el resultado final!

Alternativas
Se me han ocurrido algunas actividades complementarias a raíz de esta experiencia que podríamos considerar. Por ejemplo, una de las ideas es preguntar a los alumnos qué quieren tener y, para ello, podríamos elegir otro color de papel y definir los contornos con líneas discontinuas. Podemos preguntar en qué habitación lo quieren poner, por qué, etc.

Otra alternativa sería jugar a las mudanzas. Al final de la segunda fase, antes de pegar los muebles en cada habitación y después de presentar la casa a la clase, podemos proponer un trabajo en parejas y que cada niño trate de reubicar los muebles de su casa en la del compañero.

Como última idea he pensado que podríamos seguir utilizando este trabajo e incluir personas. Dibujar a los miembros de la familia, colocarlos cada uno en la habitación que más frecuentan... y aprovechar para trabajar funciones como la descripción física o ver léxico como el de las relaciones familiares o la ropa. Incluso se podría representar algún momento: una fiesta de cumpleaños, la cena, etc.

5 comentarios:

@parte dijo...

¡Muy buenas ideas! Muchas gracias por compartir

Elena dijo...

Hola:
¡Qué idea! La voy a compartir con compañeros que necesitan material para un curso de niños... Gracias...

https://laburbujadele.wordpress.com/

Elena dijo...

Hola,

quería prenguntarte si puedo citar esta entrada en mi blog...

Un saludo

José Ramón Rodríguez dijo...

Gracias a vosotros por vuestros comentarios. Me alegro de que os sean de utilidad estas propuestas.

@Elena, por supuesto que puedes citar y compartir esta entrada en tu blog. Para eso compartimos el trabajo :)

Daniel Varo dijo...

Lo prometido es deuda, querido JR.
Esta actividad la llevé a cabo hace un mes con alumnos de 8 a 12 años en un Summer Camp de inglés y fue genial. Una pena que no se puedan adjuntar fotos en los comentarios porque tengo pruebas del éxito de la actividad. Tal y como comentas en la entrada, es una actividad creativa y motivadora y tiene todos los ingredientes para conseguir un aprendizaje significativo.

El lunes empiezo a darle clase a una alumna A0 de 9 años, así que también la llevaré a cabo.

Gracias por tanto, crack.