23 julio 2020

Del grupo de Whatsapp a la clase, coronavirus de por medio (1)

El COVID-19 ha irrumpido en nuestras vidas y, como parte esencial de la misma, ha aterrizado en nuestra lengua. Además de una serie de términos que manejamos de forma cotidiana en la actualidad y que hace tan solo unos meses pertenecían a ámbitos específicos --como asintomático-- o que nos parecían cosa de periodos históricos remotos --como epidemia, pandemia o cuarentena--. 

Me parece muy curioso observar que los estudiantes de español que están empezando a volver a nuestras aulas en estas semanas, con independencia de su nivel de lengua, ya 'traen' en su repertorio léxico palabras y expresiones como pandemia, mascarilla, distancia social, cuarentena, confinamiento, epidemia o virus.

En otro orden de cosas, el aluvión de mensajes, memes, infografías, etc. que, desde el comienzo de esta pandemia nos han llegado a nuestros dispositivos ha sido (y sigue siendo) enorme. Desde bromas (con más o menos gracia y más o menos apropiadas a la situación que vivimos) hasta --y es lo que nos interesa-- informativas. Y como enfermos confesos de acumular documentos que adaptamos a nuestras clases, ¡son una mina! Veamos algunos ejemplos:

Propuesta 1
¿Dónde hay más riesgo de contagio?

La primera idea nos ha surgido a partir de esta infografía que hemos recibido recientemente a raíz de los rebrotes y que muestra los lugares y eventos en los que hay más o menos riesgo de contagio.


Además del fin informativo sobre las situaciones de potencial peligro, podemos aprovechar para presentar, ampliar y repasar un léxico de gran utilidad y rentabilidad en niveles bajos (A1, A2): lugares y actividades habituales. Para ello proponemos la siguiente secuencia de trabajo:

a) Relacionar las imágenes con los lugares. Para tal fin, recortamos las fotos de las fichas 1, 2 y 3 y los lugares de la ficha 4 y pedimos que, individualmente o en pequeños grupos, los relacionen.




b) Colocar los lugares en función del riesgo de contagio. Una vez que conocemos el vocabulario es momento de tomar conciencia de la realidad para lo que pediremos que completen la ficha --tomada de la infografia original-- colocando los lugares y situaciones de la actividad previa en el nivel de riesgo según su opinión.


c) Solución. Cuando terminemos esta secuencia podemos entregar a los alumnos la ficha rellena o bien tenerla impresa y colgada en la pared del aula, para tenerla presente. Incluso, se podría ir completando poco a poco con otros lugares o situaciones que se asemejen a las propuestas (tiendas, cafeterías, probadores, playa, etc.)


d) Los porqués. A partir de nivel B1 se podría ampliar la actividad con un debate sobre los motivos por los que hay más o menos riesgo de contagio en cada lugar, actividad o situación y plantear propuestas para evitarlo.

2 comentarios:

Rocío dijo...

Fantástico Ramón, lo he adaptado un poco a las TIC, pero ha sido un éxito en grupos bajos. Muchísimas gracias por compartir.

Rocío

camilo torre dijo...

Muy buena información para estar muy atentos en donde somo más propensos a contagiarnos, teniendo en cuenta que el auto cuidado va ser la clave fundamental para superar esta pandemia. Estar siempre comunicados con nuestra familia y amigos es una de las forma de transmitir esta información que nos ayudará a cuidarnos juntos, lo cual para mi ha sido necesario tener una buena señal y eso ha sido difícil por muchas más personas conectadas y la red se caía a cada rato, yo logre solucionar ese problema con un amplificador https://www.amplificadordesenal.es/ y ha sido de muy buen provecho para agilizar en mi trabajo y compartir con mi familia películas sin interrupciones.