25 mayo 2011

Banco de recuerdos


Esta mañana, escuchando la radio, he conocido la iniciativa Banco de recuerdos. Ideada por la Agencia Contrapunto BBDO y liderada por la Fundación Reina Sofía, cuenta con la colaboración de la Asociación Nacional del Alzheimer, la Fundación CIEN (Centro de Investigación de Enferemedades Neurológicas), el Instituto de Salud Carlos III, el Imserso y la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias y se define de este modo:

Banco de recuerdos es un lugar creado para salvaguardar miles de recuerdos reales de todo el mundo.
Partiendo de datos como que "más de 100 millones de personas podrían perder sus recuerdos en 2050 si la investigación en Alzheimer no avanza", la campaña tiene un doble objetivo: conseguir la concienciación de la población sobre la importancia de seguir con las investigaciones sobre el Alzheimer, por un lado, y conseguir fondos para dicha labor. 
¿Y qué hace esta iniciativa en este blog (además del propio valor humano y social que tiene)? Bueno, ya al escuchar la cuña en la radio me saltó la alarma que todo profesor llevamos dentro y que nos alerta de que "algo" es potencialmente utilizable en el aula. Voy a presentaros la web y os iréis dando cuenta de sus posibilidades para nuestros cursos de ELE.


La página, como veis en la captura de arriba, es muy simple: ocupando casi todo el espacio hay unas cajoneras que guardan los recuerdos y por las que podemos movernos y nos indica, al pasar el ratón sobre cada cajón, de la persona que ha guardado su recuerdo en ese lugar. Como también podeis observar, hay tres opciones (en las dos esquinas superiores y en la parte inferior central), que son:
A: Apadrina un recuerdo | Para los que quieran colaborar económicamente con la iniciativa se propone la fórmula de apadrinamiento: de un recuerdo concreto (el nuestro, el de algún familiar o amigo, el de algún alumno, de algún compañero...), de uno asignado aleatoriamente o de uno elegido tras buscar entre los cajones. Tienen diferentes tramos económicos.
B: Buscador de recuerdos | Pues eso precisamente, un motor de búsqueda por nombre o por título del recuerdo, para leerlos o apadrinarlos. 
D: Dona un recuerdo | Indudablemente Probablemente la parte que más nos interese como profesores de ELE. Aquí el alumno -y previamente nosotros mismos a fin de aportarles un modelo de texto- encontrará su espacio personal en el que conservar su recuerdo. ¿Cómo se hace? Es muy simple:

Paso 1. Al pasar el ratón sobre la esquina superior derecha (Dona un recuerdo) aparece un desplegable que nos invita a que pidamos que se nos asigne un cajón. Hacemos clic y veremos cómo se abre un cajón del que sale una ficha para nosotros.

En la parte superior de esa ficha incluiremos nuestro nombre, el título del recuerdo y  nuestra dirección de correo electrónico.
 
Paso 2. A continuación elegiremos el formato o formatos en los que queremos conservar el recuerdo: como texto, como imagen (hasta de 3MB) y/o como vídeo (con un enlace a la URL de Youtube donde tengamos ese vídeo) y nos ponemos manos a la obra.


Paso 3. Una vez realizado el trabajo hacemos clic en Subir recuerdo para archivarlo. Una vez hecho esto, nos da la opción de compartirlo vía Twitter y de publicarlo en nuestro muro de Facebook.

Hace unos meses leí un post de Francisco Herrera sobre las posibilidades del portal Carritus para crear tareas para la clase de ELE. En esa misma línea me ha parecido muy interesante traer la iniciativa Banco de recuerdos a este blog y llevarla a nuestras aulas. Curiosamente, el único apunte negativo que hacía Francisco a Carritus (Lo único que he echado en falta ha sido una mayor imbricación con las redes sociales para compartir los resultados cómodamente en Facebook o Twitter) sí que lo encontramos integrado en el Banco de recuerdos.
Es coincidencia también que en la escuela hayamos lanzado hace algunas semanas un blog para que nuestros alumnos resuman su experiencia en Málaga con una imagen y un texto con resultados muy interesantes y divertidos.

--

La campaña Banco de recuerdos en la prensa y en las redes:
Enlace | El País
Enlace | El Peiódico
Enlace | ABC
Enlace | Página en Facebook

2 comentarios:

Laura Acosta dijo...

Me acuerdo que cuando vi la noticia sobre esta web en la tele, pensé: "¡qué bueno para una actividad en clase1", pero no le dije nada a mi pareja, porque dice que ya no veo noticias, ni libros, ni pelis... solo actividades.
Un saludo!

Málaga Sí dijo...

jajaja... ¡Qué bueno!
Me ha encantado esa frase, creo que puede convertirse en una cita de las clásicas en el mundo ELE: "Ya no veo noticias ni libros ni pelis... sólo actividades" :D
Gracias por tu comentario, Laura.