01 julio 2012

Cuestiones taurinas, religiosas y de toda índole

Hace unos días llevé a clase, con un grupo de nivel B2, una secuencia didáctiva basada en las expresiones idiomáticas de tema religioso. Para contextualizar el tema, lancé la pregunta de qué características de la cultura española la hacían diferente a otras culturas... la primera característica que salió en la lluvia de ideas fue "los toros" y, poco a poco, llegamos a la religión, tras pasar por la comida, las marcas de ropa, el clima, el turismo y el paro.

Aprovechando que salió el tema taurino, y antes de meterme propiamente en la secuencia didáctica que había preparado, me propuse abordar el siempre polémico tema de las corridas de toros exclusivamente desde la perspectiva idiomática, analizando algunas expresiones vinculadas con la fiesta nacional, tales como cambiar de tercio, atarse los machos o tener mano izquierda.


Tras trabajar sobre las expresiones idiomáticas -y algunos refranes- sobre estos temas, el taurino y el religioso, se me ocurrió proponerles algo para casa. Debían preparar una actividad para sus compañeros: cada uno tenía que elegir tres expresiones de su país, traducirlas a español y presentar tres posibles siginficados, uno verdadero y dos falsos. La verdad es que fue todo un éxito y aprendimos muchas cosas, a saber:
  • En checo, "le sobra un engranaje" equivale a nuestro "no tener dos dedos de frente". Cuando algo es caótico, es muy confuso o hay demasiado jaleo se dice que "es un pueblo español". En este punto aprovechamos para comentar este post que publiqué en mis notas.  Y una expresión que, personalmente, me gustó mucho: "la manzana no cae muy lejos del manzano" es la versión checa del castizo "de tal palo tal astilla".
  • "Nunca llueve si no llueve a cántaros" es la versión inglesa de la expresión española "los problemas nunca vienen solos". Y "hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo" tiene prácticamente un calco en "no tires tu ropa antes de que termine mayo".
  • En polaco, no afrontar un problema se expresa con "meter la cabez en la arena" como el avestruz, que diríamos nosotros. "Enrollar algo con algodón" es no decir algo directamente, dar rodeos y "no coger el toro por los cuernos". Nuestro "aquí hay gato encerrado" cambia el animal en polaco y dicen que "aquí hay un perro enterrado". 
  • A propósito de los animales, en checo se dice que "aquí ha muerto un perro" cuando una discoteca, una ciudad o cualquier lugar no tiene vida, no tiene ambiente. Y en japonés, siguiendo con los perros, se dice que "el perro chocará con la barra mientras anda" para indicar que si te esfuerzas mucho encontrarás la suerte. La explicación parece ser que es la siguiente: como la vida del perro se resume o se limita a andar por las calles, chocar con una barra -un poste, una farola...- es tener suerte, encontrarse con algo diferente en la vida... tras mucho esfuerzo (andar, andar, andar...) También en japonés, "hasta el mono se cae del árbol" corresponde al español "el mejor escribano echa un borrón".
En resumen, una interesante experiencia de la que aprendimos mucho y que, además, sirvió para analizar la mejor forma de traducir elementos como "hasta" con el significado de "incluso", el uso del futuro con valor imperativo y otras cuestiones que, de otro modo, no solemos trabajar en el aula.

--
Créditos de la imagen | titoalfredo

4 comentarios:

Ricardo Torres dijo...

¡Me encanta! :)

José Ramón dijo...

Me encanta que te haya encantado ;-)

Guillermo Gómez dijo...

¡A mí también me encanta! :)
Por cierto, no había oído nunca eso de "el mejor escribano echa un borrón".

José Ramón dijo...

¿No? ¿De verdad?
Mira, aquí tienes la ficha del refrán en el CVC http://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ficha.aspx?Par=58631&Lng=0 (para que me creas, para que me creas... jajaja)
Un abrazo, Guillermo.