27 julio 2012

La competencia metafórica y Joaquín Sabina (1)



Permitidme que comience esta serie de entradas con tres citas. La primera de ellas es del fabuloso libro Palabras que no se lleva el viento, sobre la literatura en el proceso de enseñanza-aprendizaje de ELE, de Rosana Acquaroni [reseña]:
La metáfora impregna nuestro lenguaje cotidiano y nuestro pensamiento al servirnos para estructurar gran parte de nuestros conceptos y de nuestras actividades. Todos los usuarios competentes de una lengua producen constantemente miles de nuevas metáforas y emplean también miles de expresiones metafóricas ya convencionalizadas. Si esto es así, parece claro que se trata de uno de los recursos expresivos más potentes con los que cuenta un idioma. (R. Acquaroni)
La segunda es de la imprescindible Metáforas de la vida cotidiana, de Johnson y Lakoff, del que tantas veces hemos hablado directamente o como fuente inspiradora de nuestros posts o reflexiones.
La afirmación más importante que hemos hecho hasta ahora es que la metáfora no es solamente una cuestión del lenguaje, es decir, de palabras meramente. Sostenemos que, por el contrario, os procedimientos del pensamiento humano son en gran medida metafóricos. Esto es lo que queremos decir cuando afirmamos que el sistema conceptual humano está estructurado y se define de una manera metafórica. Las metáforas como expresiones lingüísticas son posibles, precisamente, porque son metáforas en el sistema conceptual de una persona.  (M. Johnson y G. Lakoff)
La tercera es de un artículo de Danesi -"The role of methaphor in second language pedagogy"-, citado por Rosana Acquaroni y que, he de decir, era desconocido totalmente para mí:
Mientras las expresiones idiomáticas son incorporaciones útiles, para el almacenamiento del léxico del aprendiz, es en el campo de la creación de metáforas noveles donde el aprendiz se verá realmente involucrado en una estrategia discursiva que es esencial para el desarrollo de la competencia comunicativa. (M. Danesi)
Estas tres citas vienen a reforzar una propuesta didáctica sobre la que vengo trabajando en las últimas semanas a partir de algunas canciones de Joaquín Sabina. Si queremos desarrollar la competencia metafórica de nuestros alumnos hay dos aspectos que a mí me llaman la atención especialmente:

  1. Por una parte, hacer ver a los alumnos que estamos utilizando metáforas en el día a día para todo. Es decir, hacer ver que la metáfora no es algo exclusivo de los poetas sino una herramienta de uso cotidiano a la hora de comunicarnos, algo que impregna el lenguaje, algo que nos ayuda a comunicarnos. Algunos ejemplos en este mismo blog.
  2. Por otro lado, dar un paso más y pasar de la toma de conciencia del hecho, del reconocimiento, al uso creativo de la lengua meta y ser capaces de construir las propias metáforas (de la vida cotidiana). 
Aquí es donde entra en juego el cantautor andaluz. Pocos artistas son capaces de construir metáforas tan visuales y tan de la vida cotidiana, tan de nuestro día a día y, a la vez, tan impregnadas de contenido cultural como Sabina. Mi intención es dar un paso más al uso de canciones en el aula y acompañar al alumno a crear, además de comprender y analizar. Veremos si lo consigo... 
--
Créditos de la imagen | trixnbooze

No hay comentarios: