22 febrero 2010

Autodisciplina, léxico y usuarios independentes

A los alumnos que me hayan tenido como profesor en el paso de los niveles A (usuarios básicos) a los niveles B (o usuarios indepedientes) esto les sonará pero como habrá pocos alumnos que lean este blog, aprovecho y lo comparto con la comunidad docente en red.

En mi experiencia me he dado cuenta de que hay un cambio sustancial entre los niveles A1 y A2 y a partir del nivel B1 en relación al trabajo con el léxico que debemos hacer ver a los estudiantes. Trataré de explicarme:

En los inventarios de los Niveles de referencia para el español del Instituto Cervantes se presenta de modo gradual el componente léxico en los diferentes niveles. Por ejemplo, en el apartado 4.1 (Relaciones familiares) de la sección Nociones específicas de nivel A1 se contemplan términos como padre, madre o hijo, mientras que papá, mamá, hijo único o ex marido se ubican en el nivel A2, madre soltera, novio o matrimonio "son de" B1 y cuñado, yerno, suegro, nuera y bisabuelo corresponde, siempre según dicho documento, al nivel B2.

Dejando a un lado, por supuesto, las discusiones acerca de la ideoneidad del reparto de términos en niveles, de los criterios de dicha selección y clasificación, de las cuestiones de necesidad, rentabilidad, utilidad y uso... es innegable que desde el punto de vista de los manuales que usamos en clase, hay una diferencia importante en su presentación: en los niveles A1 y A2 los alumnos se acostumbran a acercarse a campos léxicos, haciendo conexiones entre los términos de un determinado tema (la familia, los medios de transporte, la comida, la ropa...), algo que suele desaparecer en los siguientes niveles o, dicho de otro modo, no se retoman dichos temas para ampliar el campo léxico sino que será el alumno (desde una autodisciplina) quien deberá conectar las palabras nuevas que va aprendiendo (a partir del nivel B1) con los temas generales que ya conoce (los de los niveles A1 y A2).

Para los autores de materiales y para los profesores es más sencillo elaborar una secuencia didáctica bajo el paraguas temático de la familia, por ejemplo, para nivel A1 o A2 y mucho más complejo hacer una secuencia didáctica sobre el mimo tema sin que resulte repetitivo o aburrido para el alumno de nivel B1 o B2. En estos casos, se trata de ampliar el léxico de ese tema contextualizando las palabras nuevas dentro de otros temas o situaciones (en la sinopsis de una película, en una noticia de prensa, etc.)

Nuestra labor, creo modestamente, es hacer ver al alumno que debe ser disciplinado a la hora de realizar el trabajo de ordenar y clasificar las palabras en los campos léxicos que le son familiares para que su aprendizaje sea más efectivo. Ocuparnos de cuestiones de estrategias de aprendizaje se me antoja imprescindible de cara a prestar un mejor servicio de acompañamiento al proceso de nuestros alumnos.

1 comentario:

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....