20 septiembre 2010

Fotobabble, fotos que hablan

Como anticipaba en mi último post sobre Shuttercal (herramienta que me está enganchando, he de reconocer) esta es la segunda entrada que dedico a una herramienta que se basa en la fotografía. En esta ocasión traigo Fotobabble. Es una herramienta que, como bien dice su eslogan -Talking Photos- sirve para crear fotos que hablan.

El funcionamiento es, como en el caso de Shuttercal, muy sencillo. Basta con seguir paso a paso las instrucciones que, de modo esquemático, son las siguientes:
  1. Registrarse (gratis).
  2. Subir una foto desde nuestro ordenador (o tomarla de Facebook, accediendo a nuestro perfil desde el propio Fotobabble, o acceder a una foto que está en la red, copiando la URL).
  3. Grabar nuestra voz (con un sólo clic en Record para empezar, otro clic en Stop para parar y el Play para probar el resultado).
  4. Editar las etiquetas y guardarlo para compartirlo.


La aplicación de Fotobabble para el iPhone es igualmente sencilla de utilizar y sólo hay que seguir los mismos pasos que hemos expuesto.


Por qué me interesa
Creo que es una herramienta que nos permite conservar una actividad muy frecuente de clase, como es la relación entre el discurso oral y el apoyo visual. Se me ocurren algunas aplicaciones, a saber:

a) Los alumnos podrían hacer una presentación de su ciudad, de su casa, de su familia o de lo que sea, combinando la fotografía con el audio. Esto ya lo hacemos en clase pero ahora tenemos la posibilidad de guardar estas presentaciones para reutilizarlas en clase con otros alumnos a fin de corregir errores o de realizar algún trabajo de comprensión auditiva, engordando nuestra base de recursos.

b) Si utilizamos un blog o la red social Facebook como diario de clase o si estamos llevando a cabo un curso online, considero que es una forma muy interesante de presentarse ante el resto de compañeros. O bien como una forma original de plantear una tarea a la clase.

c) Si hablamos de textos breves (escaneados, fotografiados), podemos utilizar esta herramienta como sustituto del screencast para que los alumnos conserven las correcciones.

d) Seleccionamos varios mapas meteorológicos y pedimos a los alumnos que graben la predicción. Como apuntaba más arriba, lo podemos reutilizar en otro momento para presentar esta función o este léxico.

Confío en las posibilidades de esta herramienta y seguramente que a cada profesor se le ocurrirá una forma de llevarla al aula y tal vez se animen a compartirla.