18 julio 2011

Lucas Pérez: "La dificultad estrella son los artículos, ya que el polaco carece de ellos".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (V)  

Doy clase en Polonia desde el año 2009 en dos ciudades, Katowice, donde soy lector AECID en la Universidad de Silesia, y en Cracovia, donde soy profesor colaborador en el Instituto Cervantes de esta ciudad. En cuanto a los perfiles, en la universidad los alumnos tienen entre 20 y 25 años mientras que en el Cervantes, aunque predominan los estudiantes universitarios, hay más variedad ya que también encontramos profesionales de todo tipo y edad.

Si nos centramos en la motivación, la mayoría elige el español por motivos “afectivos” ya que tienen una imagen muy positiva de España e Hispanoamérica y además el español “les suena bien, es muy bonito”. Esto es así hasta el punto de que a veces te llegan a parar en la calle o en el bar al escucharte hablar español para decirte las palabras que saben (hola, fiesta, sol, vamos a la playa, etc.) , esto es inimaginable con otras nacionalidades y resulta muy llamativo puesto que los polacos no destacan por ser especialmente abiertos a las primeras de cambio. A todo esto, reflexión que comparto con otros profesores, hay que añadir que Polonia y España no han tenido desavenencias históricas, razón a tener en cuenta en un país con innumerables conflictos con vecinos de las cuatro latitudes, dos guerras mundiales a sus espaldas y más de cuarenta años de dominio soviético.

Desde un principio he usado manuales basados en el enfoque por tareas (Gente, Aula, etc.)  y he intentado aplicar en clase pautas del aprendizaje colaborativo sin ningún tipo de objeción, aunque no es el método más extendido ya que por lo general se tiene una idea bastante tradicional del aprendizaje de lenguas extranjeras, que he tenido la oportunidad de experimentar como alumno en mis clases de polaco.

En cuanto a las dificultades, la estrella son los artículos, ya que el polaco carece de estos, seguido de uno de los clásicos: el subjuntivo

En lo más interesante para el estudiante polaco de ELE metería todos los tópicos imaginables que se relacionan con España (playa, sol, fiesta, siesta, sangría, flamenco, toros, etc.) además de la fascinación por Hispanoamérica. En cuanto a lo más chocante no sabría decir, quizás a aquellos que ya han estado en España les choca que no toda España sea igual, por ejemplo, para muchos en España no nieva y todo el mundo es abierto.

Autor
Lucas Pérez de la Fuente es profesor de ELE en la Univsersidad de Silesia, en Katowice, como lector AECID y, como profesor colaborador, en el Insituto Cervantes de Cracovia (Polonia). Participa en LdeLengua | Blog | Twitter

2 comentarios:

blogeandoqueesgerundio dijo...

Muchas gracias Ramón por invitarme a participar en tu blog. Un abrazo desde las Polonias.

José Ramón dijo...

Gracias a ti por compartir tu experiencia, interesante e ilustradora. Ya se ha abierto el debate en FB ;-)