07 julio 2011

Mª Luisa Cruz: "Todos los estudiantes egipcios me dicen que quieren aprender español porque es un idioma muy fácil".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (II)

Me llamo María Luisa Cruz Vargas y soy profesora de ELE en el Instituto Cervantes de El Cairo, Egipto, aunque también he tenido la oportunidad de impartir clase en la Universidad de Ain Shams. Durante mi experiencia como docente en este país he tenido la oportunidad de dar clase a grupos de estudiantes muy variados: desde niños a adultos, pasando por estudiantes universitarios. Los cursos para niños son cursos especiales y tienen lugar en el IC. Suelen tener más demanda en verano. Los cursos para universitarios en la Universidad de Ain Shams están enfocados a la práctica oral, ya que los alumnos echan en falta dialogar en clase, pues durante la licenciatura, sus profesores se centran principalmente en la gramática y en la traducción. Los cursos de adultos en el IC van destinados a estudiantes de todas las edades y con puestos de trabajo muy diferentes.

Los estudiantes egipcios tienen como principal objetivo aprender una segunda lengua para obtener un trabajo mejor o conseguir un ascenso, pero pocos piensan en la posibilidad de irse a vivir a España o de trabajar allí. Con lo de “conseguir un trabajo mejor” me refiero a que tendrían la oportunidad de trabajar en una compañía española en El Cairo, donde obtendrían un sueldo más alto.

En cuanto a la forma de aprender de los egipcios, ésta es muy particular. Normalmente son muy dependientes del profesor. No saben desenvolverse por sí mismos a la hora de buscar material para reforzar los contenidos con los que tienen más dificultad. Me hace mucha gracia cuando me preguntan: “¿Cómo puedo mejorar mi español?”. Es poco común que vayan a la biblioteca a mirar libros por su cuenta o que investiguen sin recurrir al profesor en todo momento. Yo intento fomentar la autonomía entre el alumnado, ya que para mí es muy importante que sean independientes en ese sentido. Sin embargo, lo que sí emplean mucho es el chat con gente de España y de América Latina. 

Cuando pienso en las dificultades de mis alumnos al aprender, me resulta muy curioso que todos los estudiantes egipcios me dicen que quieren aprender español porque es un idioma muy fácil. Sin embargo, tienen muchísimas dificultades, sobre todo, a la hora de redactar y de ordenar ideas. Al dar clase, he observado que tienen dificultad con la pronunciación de las vocales (ya que en árabe sólo hay 3). No distinguen la diferencia entre la “e” y la “i”, así como entre la “o” y la “u”. También confunden la “p” con la “b” y viceversa, ya que en su lengua, la “p” no existe. Suelen liarse un poco con la diferencia entre “ser” y “estar”. Les resulta complicado emplear correctamente el pretérito indefinido y el pretérito imperfecto. El subjuntivo es una ardua tarea para ellos.

En cuanto a los aspectos culturales que más les llama la atención, he observado que se sienten atraídos por la historia de Andalucía, por eso de proceder de sus antepasados y por la gastronomía. También les llama la atención hacer amistad con los españoles porque dicen que nos parecemos mucho a ellos por el carácter alegre y sociable. También dicen que los españoles (los europeos en general) somos muy trabajadores y profesionales y eso les encanta.


Autora
María Luisa Cruz Vargas es profesora de E/LE en el Instituto Cervantes de El Cairo (Egipto)

3 comentarios:

eduideas dijo...

Espero que siga esta serie de entrevistas, es muy interesante

José Ramón dijo...

Hola eduideas, gracias por tu mensaje. No te preocupes, tenemos planificada una serie muy interesante de colaboraciones de alrededor de veinte experiencias.

Leonor Quintana dijo...

Muy esclareceredor!
Gracias, Mª Luisa!!!