25 julio 2011

Neftalí Peral: "Hay una aparente relación directa entre los aprendientes de la salsa, el flamenco y el tango y el español".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (VII)   

La primera vez que llegué a Estonia fue en noviembre de 2005 y el frío ya había empezado su estancia en el país. Estuve tres cursos académicos enseñando en la Universidad de Tartu. Tanto asignaturas de Filología (Sintaxis, Análisis de Textos, conversación...), como ELE. Después pasé un año en Bakú, Azerbaiyán, y finalmente en 2009 me decidí por abrir la escuela Hispaania Maja en Tallinn. Los alumnos de Hispaania Maja son mayoritariamente adultos, tienen alrededor de 30 años y son trabajadores y profesionales.


El español es una lengua expresiva, estudiada principalmente para el ocio, la cultura, el turismo a diferencia de otras lenguas como el francés o el alemán, más estudiadas como herramientas en el trabajo.
 Buena parte de los alumnos de Hispania Maja estudian español porque han viajado o para viajar a países hispanohablantes. A menudo se observa que ciertos estonios han viajado o van a viajar Latino América pero que no se han planteado ir a España. La música, el cine son también causas por las que estudian español, además de, por ejemplo, ser fanáticos de la salsa, el flamenco y el tango. Hay una aparente relación directa entre los aprendientes de estos bailes y el español.


Están acostumbrados a una metodología tradicional donde el profesor es el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Intentamos romper con esta tradición y dar el máximo de protagonismo al alumnado. En grupos con máximo de 12 alumnos y clase en “U” basamos las clases fundamentalmente en tareas que los alumnos han de realizar permanentemente. Para dejar claro cómo trabajamos, enviamos a los alumnos una normativa de funcionamiento del aula y se hace hincapié en el compromiso que cada alumno ha de adquirir con la clase, consigo mismo y con los compañeros. El alumno que no trabaja rompe con el ritmo y la fluidez de las actividades. Hasta ahora hemos estado trabajando con "Gente. Nueva Edición" y hemos introducido materiales de otros manuales, mayoritariamente de la editorial Difusión, y también propios. Nos encanta trabajar con tarjetas de colores plastificadas preparadas por nosotros mismos.

Sobre los aspectos del español tienen más dificultades mis alumnos están el uso de los artículos, los pretéritos, el subjuntivo... Con haber, ser y estar intentamos desde el principio evitar que caigan en error, aunque no siempre es posible. De todos modos, y aunque parezca sorprendente, al ser su lengua Finougria y tan alejada de las lenguas indoeuropeas y sobre todo del español, el conocimiento del inglés, por ejemplo, les ayuda en buena medida en el aprendizaje del español. ¡Quién en España podría imaginarse que el español y el inglés se fueran a parecer! En la medida de lo posible planteamos estas similitudes del léxico para facilitarles el aprendizaje y que les sirva como truco para entender lo que aprenden.

¿Qué aspectos de la cultura española les resultan más interesantes, por un lado, y más chocantes, por otro? No sabría qué señalar. Desde mi punto de vista, digamos que nuestros comportamientos sociales son muy diferentes de los suyos y les atrae cómo vivimos la calle, los bares, el ambiente. También cómo nos saludamos. Asimismo, la cultura gastronómica y de buen vino y tapeo. Y no hemos conseguido quitarnos el tópico del mañana, mañana.

Autor
Neftalí Peral es director de la Escuela de español Hispaania Maja en Tallinn, Estonia. Perfil de la escuela en Facebook, página de fans de la escuela en Facebook

1 comentario:

María Laura Mecías dijo...

Puedo constatar esa relación que existe entre los estudiantes que quieren aprender la lengua porque aman bailar esos variados estilos. En Buenos Aires es tremendo el caudal de personas que de todos los rincones del mundo vienen para bailar tango. Después de varios años, algunos son casi profesionales del baile, sienten la necesidad de hablar la lengua donde se dio origen a esa música... Y necesitan hablar porque no sólo necesitan expresarse con el cuerpo sino también con el idioma. Gracias por el aporte desde Estonia... gracias José Ramón por abrir estos puentes entre los continentes... Saludos,
Laura de Buenos Aires