07 mayo 2009

Todo menos E/LE

Mi enganche a Twitter oficialmente se ha consumado, y estoy más feliz que una lombriz, como decía el añorado Cebrián: Twitter como punto de encuentro de profesores que reflexionan y comparten sobre aprendizaje y adquisición de E/LE, como enorme y valiosísima fuente de inspiración, análisis, crítica y como espacio de intercambio sobre web 2.0, nuevas tecnologías, actualidad docente, procesos, recursos y herramientas... entre otras muchas cosas: herramienta de filtro de noticias y de bibliografía, de recomendaciones, de avisos, etc.

Twitter ha despertado mi interés por la funcionalidad del microblogging. Ya hice un experimento, excesivamente ambicioso (ahora que lo veo con la experiencia que dan los años... bueno, ha pasado un año escaso pero, en estos temas, equivale a un par de décadas) en blancoynegro y negroyblanco (la idea me sigue gustando, la alimentación depende de tantos factores que me ha hecho desfallecer... aunque espero que renazca) con Tumblr, un servicio de microblogging o nanoblogging que me gusta mucho.



He usado Tumblr para dejar anotaciones de lo que me gusta y lo que no me gusta, lo que me sorprende o me conmueve, lo que me interesa y lo que me mueve... de todo menos de E/LE, que para eso está este blog. En la microbitácora Todo menos E/LE meteré en cajas mis libros, mis discos, mis ideas, mis enfados, mis sospechas, mis partidos, mis viajes, mis dudas y, tal vez, alguno de mis miedos.

1 comentario:

Mª Isabel González Martínez dijo...

Otra cosa más que alimentar... Yo también tengo uno, pero lo utilizo muy de vez en cuando para recoger notas.