27 abril 2009

Los detectives

Esta mañana me he decidido a poner en práctica una secuencia didáctica diseñada a partir de las ideas aportadas por Nuria Vaquero (una de las responsables de la sección DidactiRed del Centro Virtual Cervantes) en el curso que, dentro del convenio de colaboración entre el Instituto Cervantes y FEDELE, impartió en la sede de la escuela Málaga Sí el pasado mes de marzo.

En dicho curso, bajo el título genérico de Explotación de recursos didácticos en el aula de idiomas, se invitaba a los docentes a explotar todos los recursos de los que disponemos: desde los que podríamos llamar externos (manuales, material complementario, proyectores, audios, vídeos, música, etc.) a los que son propios del espacio mismo en el que desarrollamos nuestra labor (pizarra, paredes, suelo...)

Sí, suelo. Tal vez esta fue la propuesta que más sorprendió a los asistentes (al menos a mí) y tras darle algunas vueltas al tema, preparar los materiales, secuenciar las actividades y encontrarme con el grupo del nivel apropiado, me he decidido esta mañana a llevar al aula una secuencia didáctica en la que utilizaba el suelo como parte de la misma.

La idea es bastante simple y la expongo brevemente: al llegar a clase tras la pausa, las alumnas se han encontrado con el pasillo lleno de huellas de pies descalzos correspondientes a diferentes personas (diferentes huellas impresas en papeles de diferentes colores), de manos, de pies calzados de niños y de un animal (¿un gato?, ¿un perro?) Además, había algunos objetos (un periódico, una calculadora y unas tijeras). Este "escenario" les llama la atención y, cuando han entrado en clase, han visto la palabra "D E T E C T I V E S" escrita en la pizarra. Así, prácticamente sin decir ni hacer nada, han podido imaginarse lo que estaba pasando.

He contado la historia para contextualizar y les he dado unas instrucciones básicas (trabajo en parejas, fase de observación para tomar notas, atención a los colores, localización de huellas, etc.) y les he pedido que elaboren un texto en el que cuenten lo que ha pasado.

En los comentarios os dejo los textos de las dos parejas que los han hecho: Bergrós (Islandia) y Antonietta (Bélgica), por una parte, y Ellen (Holanda) y Anna (Polonia), por otra. Los textos están transcritos directamente tal y como las alumnas los han redactado, con los errores sin corregir. Son alumnas de nivel A2 que están trabajando los tiempos pasados y con esta actividad vamos a introducir los contrastes.

4 comentarios:

José Ramón dijo...

MUERTO EN LA SALA
[Bergrós y Antonietta]

Era una mujer en el baño. Leía su periódico y tomaba su café.

De pronto, oió un sonido. Veió un hombre muy grande con un perro pequeño.

La mujer tenía miedo y perdió su periódico.

El hombre grande y el perro entraron en la habitación del niño de la mujer.

El niño estaba jugando con sus coches y veía el grande hombre extraño.

El niño llevaba consigo sus tijeras y corría muy rápido de la habitación. El padre del niño estaba en la sala. El niño no veía a su padre y picó a su padre en la espalda con las tijeras.

El padre caió y se arrastraba para buscar su móvil. La tía trabajaba en un otra habitación y ella veía todo.

La tía era en pánico y corría en la sala para calmar al niño.

José Ramón dijo...

SIN TÍTULO
[Ellen y Anna]

La ventana estaba abierta. Un hombre entró a la escuela. Él dejó un periódico en el suelo. El hombre oía ruidos en las escaleras. Por eso el hombre se escondió encima del ventilador, detrás del calculador.

En este momento, un hombre otro con un perro entraron. Ellos fueron al baño porque oían ruidos en el baño. En el baño vieron un niño con unas tijeras. Cuando el niño vio al hombre y perro, lo huyó. El niño corrió muy rápido y dejó caer las tijeras en el suelo. El niño subió y estaba cogido al perro. En este momento, el hombre del perro vio el hombre detrás del calculador y se lo llevó al puesto de policía. Y el niño tenía que volver con sus padres.

El fin.

blogeandoqueesgerundio dijo...

¿Qué tal Ramón?, para mí también fue de las actividades más llamativas, por lo simple y por la cantidad de posibilidades que ofrece. Por lo que veo los resultados han sido geniales, solamente tengo una duda, en la contextualización de la actividad, ¿les has pedido expresamente que usen el indefinido y el imperfecto o lo han hecho de una forma natural?. Yo había pensado hacerla para trabajar con un grupo B1 con edades de 16 a 20 años y al que tengo que motivar continuamente a medida que mejora el tiempo por estos lares, mi idea era hacerla con vistas a practicar las hipótesis con subjuntivo (es posible que, quizás, tal vez, etc) siendo explícito en este punto porque sino me da a mí que de subjuntivo voy a ver poco, pero por otro lado también me gustaría probar a ver que pasa, no sé, quizás me lleve alguna sorpresa, ¿cómo lo ves?, creación al poder, sí, ¿ pero hasta que punto? y sobretodo con mi grupo meta "playero/cocotero"

Monah Ruas dijo...

Genial la actividad! Me gustó muchísimo! Quiero ponerla en práctica pronto!
Saludos desde Belo Horizonte, Brasil.